Parlamento Venezolano aprueba voto de censura contra Rodríguez Zapatero

AD, UNT, AP y Luis Florido apañaron la cabronaría de la dictadura y fueron descubiertos en la AN

La Asamblea Nacional de Venezuela  declaró este martes como “inadmisible” la mediación del expresidente de Gobierno de España José Luis Rodríguez Zapatero en la crisis política del país suramericano, al considerar que este “ha demostrado” parcialidad en favor del régimen de Nicolás Maduro.

EFE

La Cámara, de contundente mayoría opositora, aprobó un voto de censura contra Rodríguez Zapatero, después de un intenso debate, que acusa al expresidente de España de haber actuado con “incondicional parcialidad en favor de los intereses autocráticos” del régimen de Maduro en la pasada mesa de negociaciones.

FOTO: EFE/Miguel Gutiérrez

Las fracciones de PJ, VP, Causa R y la Francción 16J promovieron la discusión y votaron a favor de censurar a Zapatero como vocero o mediador de un posible proceso de diálogo, mientras que los diputados de AD, UNT, AP, Cambiemos y el parlamentario independiente (luego de su renuncia a VP) Luis Florido se manifestaron en contra.

El acuerdo, cuya base es respaldar una resolución en la que el Parlamento Europeo manifestó su compromiso con el restablecimiento de la democracia en el país suramericano, también pide a los países europeos que no lo han hecho que se sumen a las 8 naciones que pidieron a la Corte Penal Internacional iniciar una investigación contra Venezuela, por la presunta violación a las libertades civiles.

José Luis Rodríguez Zapatero
EFE

Rodríguez Zapatero ejerció como mediador en la última mesa de diálogos entre el Gobierno venezolano y la oposición, rota sin resultados a comienzos de año cuando ambos bandos se acusaron de incumplir con los acuerdos pactados.

Entonces, la oposición lo acusó de actuar con parcialidad a favor de Maduro y el expresidente del Parlamento venezolano Julio Borges ha declarado que el político español lo amenazó con cárcel si no firmaba un acuerdo con el régimen de Maduro.

Hace dos semanas, Rodríguez Zapatero insistió en Madrid que la “única vía” a la crisis venezolana pasa por la negociación entre las partes, al tiempo que rechazó las “políticas que niegan el diálogo”, una opción que ha vuelto a mostrarse como salida al conflicto.

Dos documentos demostraron las diferencias de visiones entre las distintas fracciones que componen la Mesa de la Unidad Democrática dentro de la AN, con Zapatero como “punto de honor”


Las divisiones y alianzas entre fracciones opositoras dentro de la Asamblea Nacional quedaron al descubierto a partir de la labor del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero.

El martes 6 de noviembre se aprobó en sesión ordinaria un acuerdo para rechazar su posible actuación como mediador ante una negociación, tras un intenso debate, descalificaciones y llamados a la coherencia y unidad opositora.

Desde hace cuatro semanas, la fracción 16 de Julio venía impulsando una propuesta para declarar a Zapatero como “persona non grata”, una calificación que el Parlamento venezolano no tienen atribuciones constitucionales para otorgar.

*Lea también: Tema Zapatero deja en evidencia falta de acuerdos dentro de la AN

El 30 de octubre, la sesión de la AN fue suspendida por falta de quorum, algo que desde esa fracción denunciaron como una maniobra política para no discutir el tema. En esta oportunidad, el tema fue negado a ser incluido como un punto dentro del orden del día, pero tuvo cabida como acuerdo en la discusión sobre las decisiones del Parlamento Europeo sobre Venezuela.

Ya Biagio Pilieri había asomado que pedirían una votación nominal (nombre y apellido), “para que sepamos de una vez por todas, quienes diputados de la Asamblea Nacional son amigos de Zapatero o no. Quienes son parte de la fracción Venezuela y quienes representan la fracción Zapatero”.

Tras discutir la ilegal designación de Elvis Amoroso como contralor de la República y la nula aprobación del Presupuesto 2019 por parte de la impuesta constituyente, ambos puntos rechazados por los parlamentarios, se procedió al debate sobre las decisiones tomadas por la Unión Europea, propuesto por el presidente de la AN, Omar Barboza.

*Lea también: AN pide a la comunidad internacional medidas para proteger a dirigentes opositores

Al generarse una discusión sobre el tema, la junta directiva nombró una comisión general para solventar la diversidad de propuestas que terminó en tres acuerdos:

El primero presentando por Carlos Prosperi (Acción Democrática), el segundo por Francisco Sucre (Voluntad Popular), y un tercer acuerdo presentado por José Antonio España, a nombre de la fracción Cambiemos, que fue retirado para adherirse al propuesto por AD.

Dos votos llamaron la atención: Hernán Alemán votó contra la línea de su partido, Acción Democrática, y votó por el segundo acuerdo; mientras que Delsa Solórzano se abstuvo de votar por cualquiera de las opciones, y se le negó el derecho a explicar su voto.

Los acuerdos

Las diferencias entre ambos acuerdos solo distaban en el punto número 4, donde se mencionaba la participación de mediadores internacionales ante un posible escenario de negociación.

El diputado Prosperi, cuyo proyecto fue apoyado por Un Nuevo Tiempo, fracción Cambiemos, Avanzada Progresista, Movimiento Progresista y el independiente Luis Florido, no mencionaba al expresidente español, aunque sí que “cualquier proceso de mediación solo será posible con representantes de organizaciones y países que hayan demostrados su imparcialidad”.

El acuerdo “ganador”, con diez votos de diferencia, fue presentando por el parlamentario Francisco Sucre (Voluntad Popular) y apoyado por Primero Justicia, La Causa R y la Fracción 16 de julio.

En ese acuerdo se dejó en claro que la única mediación posible sería para establecer una transición democrática, y se declara “no admisible” la mediación de Rodríguez Zapatero, pues “ha demostrado su parcialidad en los intereses del régimen autocrático”.

José Antonio España justificó la adhesión al decir que no estaban de acuerdo con “sancionar” a Rodríguez Zapatero. “Sus gestiones a favor de la libertad de muchos presos políticos, y eso tendrán que reconocerlo (…) La AN debe entender que hay muchos temas más trascendentes que debatir, y no la forma como se presentan esta discusiones”, mencionó el diputado de Cambiemos.

Los puntos coincidentes

En ambos documentos se felicita los acuerdos del Parlamento Europeo sobre el caso del concejal Fernando Albán, se apoya el llamado a la liberación de presos políticos, cese de la persecución y respeto a los derechos humanos en el país; que cualquier proceso de negociación debe iniciarse con la liberación inmediata de todos los presos políticos, fin de la tortura y acoso, un nuevo CNE elegido por la AN; la celebración de elecciones libres y justas; y la disolución de la ANC.

Por último, se solicitaba a todos los miembros de la Unión Europea a que se adhieran a la solicitud ante la Corte Penal Internacional hecha por ocho países para que se investiguen a Maduro y otros funcionarios por presuntos crímenes de lesa humanidad.

Unidad, pero Zapatero fue la tranca

Carlos Valero (Un Nuevo Tiempo) aseveró que la presión internacional no es suficiente “si no hay una unidad interna, objetivos de cambio, acompañamiento del pueblo venezolano, objetivos que lo concatenen, la comunidad internacional puede terminar frustrada, y hay que tener cuidado con eso”.

A juicio de Valero, el debate debe centrarse  y “poner el acento” en las acciones del Gobierno español junto a la Unión Europea, y no debatir sobre el expresidente español. “Vamos a zapaterizar (sic) la política venezolana. Creo que desde el punto de vista de estrategia política y nuestra relación con el mundo, no es lo más aconsejable”.

Por su parte, Juan Pablo Guanipa (Primero Justicia) dijo que están conscientes sobre la necesidad de profundizar la presión interna política y social, “para que el país pueda reencontrarse con la democracia”.

“No estoy de acuerdo que se diga que quien vota un acuerdo es patriota, y si vota otro es apátrida. Eso no representa lo que la unidad puede representar para un país que requiere de todos nosotros”, expresó el diputado, quien apoyó la propuesta contra Zapatero, al quien calificó como una “vergüenza”.

Según Guanipa, los parlamentarios opositores tienen la responsabilidad “de dar un mensaje al país, y debe ser que en cualquier proceso de negociación, cuando estén dadas las condiciones, no se presente el nombre de Zapatero como mediador”.

“No es tiempo de negociaciones, es tiempo de definiciones”, dijo el parlamentario. “El momento en que pueda haber una negociación es que tengamos la fuerza y presión suficiente para garantizar la salida de Nicolás Maduro”.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

About the Author

Turimiquire.com
Periodista editor del portal de noticias Turimiquire.com

Puedes comentar

avatar
  Subscribe  
Notificación de