Juntos pero no revueltos Luis Carvajal

  

                       

No se trata de un artículo sobre o pieza escrita a cerca del nuevo movimiento que válidamente vienen orientando un grupo de ex militantes del MAS, entre quienes se encuentran Enrique Ochoa Antich entre otros, ni tampoco de reivindicar en cualquier la lapidaria frase que arengara en cualquier momento un prospecto líder venezolano, hoy presidente interino Juan Guaidó, a propósito  de la salida o el quiebre del conflicto que cunde en el país, y que nos  ha conducido  a esta tragedia a desgraciada situación de inacción de una sociedad, secuestrada por unos barbaros, quienes a su vez, de manera bizarra se proclaman héroes de una “revolución” en medio de una de las miserias humanas, más atroz que haya registrado la historia  de un estado, que perdió hasta el título de  república, que hoy intentan desaparecer hasta el concepto y la visión de nación.

Se trata sí, de introducir una  nueva y ontológica diatriba; con sus consecuencias sociales, políticas y económicas,  a cerca del devenir de una Venezuela, que trae consigo un parto posmorte, donde sus hijos más conspicuos por asumir  su  asertivo liderazgo, han sido presa  del devaneo lisonjo de una indómita cultura, propia del medrador cautivo de la fatua exclusión, como efectivamente lo vimos en los episodios de la historia de nuestro país a principio del siglo XVIII, en el momento que el propio “Libertado” Simón Bolívar, desconociendo  el movimiento de insurrección de quienes en el oriente habían contenido  la arremetida de la tiranía del conquistador; creando  todo un contingente y ambientando un continente para despeje de la libertad, condujo caudillistamente su curso a la perdida de la 1ra república hacia el éxodo y el destierro.

Hoy dos  siglos más tarde, acudimos a similares escenarios donde los actores, sin estirpe de coraje, con los testículos sobre sus espaldas y fretando contra unos barbaros pertenecientes a los clanes del pranato internacional, configurados por el Departamento del Tesoro de los EEUU como el Eje del mal de la geopolítica mundial, donde participa el Estado: turco, Ruso,  iraní, Cubano, entre otros, quienes secuestrando los recursos naturales de una de las naciones más rica del Sur América, han dejado sin aliento estratégico a una interesada y desarticulada      oposición variopinta, en mucho caso esquelética, sin músculo social y político, rea y caracterizada por el estalinismo; y de sus propios enemigos; heredera de una perpetua ingenuidad de insoslayable asombro, causante en gran parte de esta tragedia, que en estas dos últimas décadas, se halla  construido un becuadros en el pentagrama nacional, que nos conllevado literalmente a la patética realidad de ver fallecer  por mengua y represión, no sólo a nuestros hermanos de causas, sino,  los sueños y esperanzas de toda ciudadanía.

Las agendas particulares de una cofradía de franquicias de siglas que se acostumbraron a vivir y medrar de los presupuestos del erario público, al igual como quien recibe un bono de las Misiones biométricas que ha diseñado la narco-dictadura para acentuar el populismo, el clientelismo; que ha tenido su expresión más excelsa con las operaciones realizada por el “tuerto Andrade”, ex tesorero  de la República Bolivariana de Venezuela, quien creo a través de su socio, dueño de Globovisión, la Vitalicia, entre otras  empresas fachas para el lavado de capitales del régimen “Chavista”,  como el club: “Los Amigos de Gorrin”, quienes concursan por participar en la francachela dispendiosa del reparto de aquel botín, que según algunos experto en materia de asalto a mano armada, configura uno de los atracos más escandaloso, por su cuantía, que se haya perpetrado a nación o estado alguno en la fax del planeta, el mismo supera a los recursos que se aportaron al Plan Marshall para la reconstrucción de Europa, después de Segunda Guerra que liberó a esos pueblos del Holoscauto Nazi.

   

Es la mencionada lista “Gorrin”, la que hoy hace agua en la oposición venezolana, porque muchos de los dueños de esos partidos, que fueron y que siguen perseguidos por la tiranía fascista del militarismo del usurpador de Miraflores, quien padece de pánico de opinión, por aparecer como cómplices de los contubernios que mantiene secuestrado a un país, y mucho más cuando sean rubricados por el malévolo cancerbero del régimen, en su programa: “Con el Mazo a adentro”, el terror del llano, Diosdado Cabello,    presuntamente  el  jefe del Cártel de Soles;  el mismo que detuvo a Leopoldo López; y a quien  el G2 Cubano lo mantiene como el gendarme de un pranato, que obedece a los designios de una geopolítica liderada por los carteles y las mafias  rusas; terrorista de Esbolá  y la guerrilla colombiana: FARC, ELN, entre muchas.

Una oposición anclada a los designios de una sociedad partidocrática sin escrúpulos y sin rubor, que ha llegado a transacciones de carácter político y económico con un régimen criminal Castro-comunista, como el preacuerdo denunciado por los propios protagonistas de las negociaciones realizadas en República Dominicana, sin considerar los cientos de muertes de jóvenes estudiantes que se inmolaron frente a la guardia pretoriana de Maduro, quien personalmente acudió a una de las deliberaciones con la extinta MUD, que hora reedita  su aparición en el llamado Frente Amplia Venezuela Libre, donde la orientación fundamental la  guía el G4 conformado por VP, AD, PJ y UNTE, organizaciones política anquilosadas en los viejos métodos  de participación, plataforma o alianza que tienen secuestrado la representación protagónica de una sociedad, que a su vez, pide agrito el rechazo de estas estructuras, siendo el mismo establecidos en sondeos de opinión sobre un 70%, según las encuestadoras más prestigiosas de Venezuela.

Resultado de imagen para Una oposición venezolana

El presidente Interino Juan Guaidó tiene dentro de sus compromisos compilar una estrategia de corto y de largo aliento para mantener la fe y la esperanza de toda una ciudadanía, que vio en él, no solo el salvador de una calamidad nacional, sino, el liderazgo necesario en un momento indicado, ello lo hace  merecedor de una fuerza, que debe saber maniobrar para despejar cualquier incomodidad de carácter parcelario que hoy gravita sobre los sicofantes del macolleo circunstancial electoralista, que pudiera estar   sobre las cienes de más de un emperifollado, representante del estado quo, pero que no por mucho madrugar amanece más temprano, del manera que las herramientas contusiónales con la que cuenta el Diputado de la Asamblea Nacional, como el 187 numeral 11, y su invocación a la alianza internacional, son más que suficiente para decir que podemos ir junto pero no revueltos.

Resultado de imagen para juan guaidó

 

Luis Antonio Carvajal Chacón

Licenciado en Comunicación Social
Universidad Cecilio Acosta del Zulia
Locutor y Moderador de Radio y Televisión en el Estado Sucre
CNP: 21.184
Luis Antonio Carvajal Chacón
Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Sobre el Autor

Luis Antonio Carvajal Chacón
Licenciado en Comunicación Social Universidad Cecilio Acosta del Zulia Locutor y Moderador de Radio y Televisión en el Estado Sucre CNP: 21.184

Sé el primero en comentar en « Juntos pero no revueltos Luis Carvajal»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*