Consternación en el Poder Judicial por vil asesinato del alguacil José Abre  de Cumaná

 

Hoy una vez más fue sorprendido el Poder Judicial del estado Sucre, en esta oportunidad la acción recayó sobre los más vulnerables de la cadena de la institución que administra la Ley, los alguaciles, quienes son los responsables de realizar todo el periplo, corretaje, distribución, la diligencia efectiva de la organización de esta supuesta rama “autónoma” del estado, que en el caso venezolano, adolece, como en otras instituciones de la seguridad  necesaria para la vida misma.

Una vez más acudimos a un hecho aterrador que hoy no escapa  a la cotidianidad de cada uno de los que habitamos sobre este techo con forma de nación y rostro de impunidad; que lleva por nombre Venezuela, donde los seres humanos hemos perdido la valoración como  la sensible entidad que somos, porque  estamos expuestos a cualquier desmán, dictado por la miseria de un estado fallido, que ha propiciado el genocidio como forma  de vida desde su visión ontológica.

No es posible concebir a esta “tierra de gracia”, porque ahora es de desgracia, que no encuentran  a un padre,  a una madre de familia en una sociedad justa, que salga de su casa libremente a adquirir un bien de servicio para su hogar, que persiga una   mejor calidad de vida a su estructura social, es decir, a su familia. Eso pareciera que se ha cancelado  para la muerte como recompensa, eso solo ocurre en un país destrozado por un estado ineficiente e incapaz de producir  su propia subsistencia, como fue el caso del Alguacil José Abreu, quien salió a buscar una batería para su carro y consiguió el dolor, la tragedia de sus hijos, que ahora quedan a su suerte; por habitar en un legado anclado a cargo de la  delincuencia que cunde en esta patria.

El hecho acaeció este viernes 3 de mayo de los corriente cuando el diligente funcionario del Ministerio de justicia que trabajaba en Tribunal de Menores, ubicado en el antiguo edificio de  los Tribunales de Cumaná, ubicado entre la Calle Rojas y Bermúdez de  la Primogénita, en momento que se dirigió hacia la comunidad de “Cantarrana”, parroquia Santa, donde realizaba una visita tendiente a logra el tortuoso camino de adquirir una batería para su vehículo, una  camioneta Eco Spor, la cual le fue arrebata, como a su propia vida, por la manos arteras e inescrupulosas de los malhechores, que según parte policial, fueron aprendidos por órganos de seguridad.

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Be the first to comment on "Consternación en el Poder Judicial por vil asesinato del alguacil José Abre  de Cumaná"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*