Reflexiones sobre la otredad del vida

Por: Francisco javier Bellorín

A veces creemos y sentimos que la vida se ha colocado en contra de nosotros, que no hay mañana, que todo termino, nos sentimos tan tristes que llegamos a dudar de la existencia de Dios, vemos todo oscuro, y nos deprimimos tanto que ya no haya fuerzas para desear continuar, se inicia una vida dominada por la tristeza y va pasando el tiempo y no logramos salir de ese tornado que es más fuerte que nosotros. En situaciones viene dado por algún acontecimiento inesperado, la perdida física de un ser amado, la pérdida del trabajo, la situación económica o el rompimiento de una relación que creíamos sólida…

Resultado de imagen para Reflexiones sobre la otredad del vida

Hoy son millones las personas que sufren de este terrible mal, en nuestro país el número ha aumentado terriblemente, lo peor de ella, es que no tiene cura más allá de la voluntad individual para enfrentarla.. En algún momento me he sentido triste, muy triste, tanto, que he llegado a sentir lo que he descrito antes y por ello me motivo a escribir sobre el tema, en principio, porque es un tema tabú, no todo el mundo tiene la fuerza y decisión para reconocer ante el mundo exterior que está triste, que está deprimido y mucho menos explicar el por qué, son múltiples razones las que nos motivan a ocultar el dolor que se está sintiendo, no tener a alguien de confianza, temor a que todo el mundo lo sepa, temor a la burla de los demás, pero hay que tener en cuenta que tener a alguien de confianza, un amigo, amiga o familiar con quién compartir lo que se siente ayuda mucho, una conversación con Dios es muy buena pero hay que complementarla con esa segunda persona..

Jamás debemos ocultar nuestra tristeza o nuestra depresión, al contrario, debemos asumirla y combatirla, no importa lo que piensen los demás, no importa si se van a reír de ti o no, no importa si los demás conocerán tu situación, lo que si importa es que logres superar con ayuda de gente que te quiera ese dolor que te ahoga y que te deja estático, que te arranca las fuerzas y te hace sentir nada o nadie.. Funciona mucho pensar en aquellos que viven o han vivido una situación similar o peor que la nuestra y han logrado superarla, pensar en los seres amados que dependen de nosotros, salir y compartir en grupos de amistades, pero por sobre todas las cosas entender que con un poco de esfuerzo propio lograrás salir de esa situación…

Resultado de imagen para Reflexiones sobre la otredad del vida

La mayoría de la persona en nuestro país viven hoy ciclos depresivos que van fluctuando pero que no dejan de estar presente, el común denominador de esta depresión es la situación que vivimos, la falta de comida, medicamentos, inseguridad y la terrible inflación que nos agobia… De quién es la culpa?? Unos culpan a una parte y el resto a la otra, pero lo que si es cierto es que la vivimos, está, es evidente y ocultarla no ayuda a resolver el problema.. Hay casos de personas que aun cuando comen bien, tienen solvencia económica para sortear la crisis, les deprime el hecho de ver a sus familiares, amigos o vecinos, no correr con la misma suerte, en ocasiones es peor aún tener para comer y ver que los tuyos mueran de hambre… No sé, no tengo idea de cuando saldremos de esta crisis, pueda que sea pronto, pueda que como otros países duren años, no lo sé, ni yo, ni nadie.

 

Lo que si tengo claro es que mientras dura la crisis debemos tomar decisiones pragmáticas,, drásticas para poder sobrevivir a ella, entregarse es lo menos sabio… Lo primero que debemos entender y aceptar es que nuestra vida ha cambiado por ahora y que con un poco de esfuerzo las cosas pueden ser como antes o mejor que antes.. Muchos, han optado por emigrar, ciertamente para muchos es y ha sido la mejor opción, incluso lo es para otros que aún permanecen en el país, solo, que antes de emigrar debes considerar si en realidad es la mejor opción para ti por cuanto a pesar de ser la más elegida por la mayoría, realmente no es la única ni la mejor opción para otros..

En ocasiones, la opción de emigrar es más subjetiva que objetiva, es decir, va más ligada a qué mis amigos se fueron, a que ellos aparentemente están bien, en otros casos influye el hecho de que ya en Venezuela no tengo la vida que llevaba antes y creo que puedo llevarla en otro país… Emigrar no es fácil, a veces creo que es más difícil que quedarse en el país… Sí eres joven, profesional o no, si no cuentas con un recurso mínimo para emprender cualquier pequeño negocio en el país, sí eres el sustento de tu familia, entonces la mejor opción es emigrar, no hay sueldo que pueda cubrir los gastos mínimos de sobrevivencia aquí,, sí tienes esposa, hijos, y no tienes para emprender algo propio aquí también la mejor opción es emigrar, primero tu y luego cuando tengas estabilidad te llevas a la familia, pero si tienes como emprender algo aquí no piense en Emigrar sin antes intentarlo, hay quienes lo han intentado y les ha ido bien, otros no han corrido con la misma suerte y han tenido que emigrar…

Lo que sí es malo es quedarse en la depresión, en el no accionar, en no hacer algo por cambiar nuestro situación.. Piensa, consulta, habla con amigos, revisa con que y con quién cuentas y toma una decisión de vida.. Te necesitamos alegre, contento, vencedor, creyente en Dios, en que esto pasará … La tristeza no te llevará al destino que quieres para ti y los tuyos, confia en ti, toma decisiones y verás cómo tu vida cambia..

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Sé el primero en comentar en «Reflexiones sobre la otredad del vida»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*