Más Sobre el entusiasmo…. El Poder del Pensamiento Positivo – Norman Vincent Peale (1952)

Freddy Pérez

Norman sostiene que hay que tener cuidado con la definición de entusiasmo. Hay gente que pone todo el entusiasmo en ser miserable y en modo cierto practican un entusiasmo falto de racionalidad. Para más exactitud un entusiasmo muy conveniente a sus fines personales o del grupo al que pertenecen. Hay ejemplos por doquier. Tuve un profesor que decía, Ud. no debe decirlo todo, deje algunas cosas a la imaginación… A la luz de esta recomendación apuntaré solo a algunos aspectos relacionados con el lado feo del entusiasmo…
Las crisis por ejemplo, pasan a ser la excusa que algunos necesitan para meterse bajo de la mesa y expresar un entusiasmo insólito porque ven que sus predicciones por tiempos nefastos se cumplen. “No hay trabajo o la cosa esta ruda” y cada día es peor” son expresiones típicas de un entusiasta del pensamiento negativo.
El punto de vista de Norman sobre el entusiasmo y sus vertientes negativa y positiva me persuade de la posibilidad de usar el tipo de entusiasmo como un predictor de futuro. En este orden partiré del tipo de entusiasmo que predomina en un individuo zeta. Conocida la capacidad de entusiasmo que muestra “Zeta persona” no le será difícil a ninguno de los que leen este post estimar cual será el desempeño o el progreso en los próximos diez años de la persona que tenemos al frente. ¿Qué cuál será nuestra referencia o el criterio que sustentará esta deducción? Simple muy simple, lo diré en palabras de Ralph Waldo Emerson (1945) “Cuando un hombre habla pone su retrato ante el mundo”… cada palabra, cada oración le libera o le condena, más aun le expone ante el mundo tal como es, ni sus mentiras le ocultan, por el contrario le develan…

La imagen puede contener: una o varias personas
Y es posible que alguien pregunte ¿Qué es lo que quiere transmitir este reto? Sin mucha vuelta o rebusque este desafío transmite que si yo un conspicuo representante del entusiasmo del pensamiento negativo invierto mi energía mental y física en la creencia de que basta hablar para hacer edificios o que la seguridad de mi vejez y familia descansa por obligatoriedad en la generosidad del universo con indiferencia de mi programación mental, sin duda no me encuentro en sintonía con conceptos y principios fundamentales relacionados con el crecimiento personal y el progreso de las personas, ciudades y países…dicho de otro modo, no es difícil inferir que estoy construyendo un “futuro “repleto de inseguridad y escasez..
En diez años seremos lo que pensamos ahora y no necesitamos lo servicios de un “tarotista” o de un “lee manos” para saber que seremos? o como nos irá económica y sicosocialmente?. Basta con que nos detengamos a revisar nuestros proyectos de crecimiento y desarrollo para tener la medida de cuál será nuestro desempeño. Todo lo que necesitamos es identificar cuáles son los pensamientos y creencias que llenan nuestras mentes ¿En 5,8, 10 o 12 años estas creencias activarán el mundo a nuestro alrededor y repararemos que las condiciones que vemos están en línea con nuestros pensamientos.. Veremos marchar amigos y amores, hemos experimentando un cambio en nuestros pensamientos. Estamos en frecuencias distintas.
Y agrego no hay mantras, ni decretos que puedan cambiar el resultado de nuestra creación… Es el mundo que hemos creado para nosotros. Es nuestro ejercicio de libre albedrio que nos ha permitido esculpir cual hacedor de esculturas, nuestro destino…así que nada que envidiarle a Miguel Ángel Bounarrotti ni a Pigmalión el legendario Rey de Chipre, al primero por su escultura estrella La Piedad (1498-1499) y al segundo por las perfecciones físicas de Galatea…. Amigos somos escultores de nuestro propio destino,¡ Un Viva por eso!..
Entonces, asegurémonos que nuestro entusiasmo no solo sea genuino y transita el camino adecuado. Rechacemos a los “hombres de paja” a los “fantasmas” del pasado y a las falsas creencias, diría Maxwell Maltz (1962:42 y 69)…el subconsciente está preparado para imprimir en la materia sin forma todos nuestros sueños o deseos con indiferencia que sean buenos o malos, Murphy (1962), he allí la paradoja…He aquí el problema que debe enfrentar Dios o el Universo para decirlo en la gramática de Rhonda Byrne (2006) cuando le pido algo que contradice mi programación…
Cerraré con una demanda personal, le ordenaré al Dios de mi corazón, a mi subconsciente para ser más exacto que mantenga mi pensamiento claro como rio de montaña, sin duda lo demás lo haré yo…

La imagen puede contener: una o varias personas
Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Sé el primero en comentar en «Más Sobre el entusiasmo…. El Poder del Pensamiento Positivo – Norman Vincent Peale (1952)»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*