Dirigentes de la MUD organizaron foro en EEUU para auspiciar inversión en Cuba

Vinculación del ONG con “Cumbre de Cuba” sorprende a activistas en Miami

Opositores venezolanos auspiciaron evento para invertir en Cuba
Líderes de la oposición venezolana Ramón José Medina, Armando Briquet y el propio Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Nacional de Venezuela Diputado Francisco Sucre Giffuni formaron parte de está
a ONG.

La cumbre explica cómo invertir en Cuba bajo el actual régimen

El dirigente opositor venezolano Ramón José Medina fungía como secretario de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el diputado Francisco Sucre como socio de está ONG.

Una agrupación de opositores venezolanos cuyo propósito era velar por la democracia en su país, estuvo auspiciando en Washington un evento para explicar las oportunidades de inversión en Cuba, nación que asesora al régimen de Nicolás Maduro en la construcción de un estado policial.

Y lo que es más curioso, algunos de los principales integrantes de la ONG radicada en Washington jugaron en importantes puestos dentro de la oposición venezolana, incluyendo al ex dirigente de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón José Medina, Armando Briquet, quien fuera jefe de campaña del líder opositor Henrique Capriles y el diputado Francisco Sucre hombre del círculo íntimo de Juan Guaidó.

La vinculación del venezolano Centro para la Democracia y el Desarrollo en las Américas (CDDA) con la denominada Cumbre de Cuba levantó muchas suspicacias en Miami y Washington, particularmente entre quienes llevan años denunciando el gradual desmantelamiento de las instituciones democráticas de Venezuela a manos del chavismo.

Para una organización que se presentaba como defensora de la democracia venezolana “es simplemente incomprensible que sirvieran de copatrocinadores para un evento que tiene la atroz agenda de mostrar cómo beneficiarse económicamente a costa del pueblo cubano”, afirmaba José R. Cárdenas, ex funcionario del Departamento de Estado y del Consejo de Seguridad Nacional en la administración de George Bush.

“El pueblo cubanoamericano y sus líderes, como la representante Ileana Ros-Lehtinen y el senador Marco Rubio, han estado en la delantera en Washington en la lucha por defender la democracia en Venezuela, y ¿está es la manera como esta organización les paga?”, manifestó Cárdenas.

Representantes del CDDA no estuvieron disponibles para conversar con el Nuevo Herald.

La decisión de auspiciar el evento también causaba sorpresa debido a los vínculos de integrantes de la organización con Capriles y con la extinta MUD y ahora directamente con Juan Guaidó, líder que pretende agrupar los principales partidos de la oposición venezolana.

En la página de internet de la ONG, Medina aparece nombrado como integrante de la Junta de Asesores, Briquet es descrito como Director de Programas de Formación para la Consolidación Democrática y Francisco Sucre figura como miembro asociado.

Medina se desempeñó por meses como secretario ejecutivo adjunto de la MUD hasta el 2014, mientras que Briquet tradicionalmente fue uno de los colaboradores más cercanos de Capriles, el actual gobernador del estado Miranda, Francisco Sucre ha estado muy cuestionado en los círculos políticos por su conpadrazgo y relación comercial con el magnate Boliburgues Wilmer Ruperti encontrándose en el círculo cerrado de Juan Guaidó.

El evento, que también es auspiciado por la revista The Economist, buscaba explicar cómo los aquellos cambios en la ley cubana de inversión extranjera y en la relación del régimen de la isla con la administración de Barak Obama estaban creando nuevas oportunidades de negocios para las empresas estadounidenses.

“Con uno de los mejores sistemas educativos de América Latina, una baja tasa de criminalidad y una cercana relación con sus vecinos del Caribe y de América Latina, Cuba cuenta con una sólida base para la creación de una economía de conocimiento y para un fuerte crecimiento comercial. ¿Cómo puede construir sobre esta base para sacar provecho de las nuevas oportunidades ofrecidas por la inversión extranjera”, resalta la pagina de internet del foro, a ser realizado el 3 de diciembre.

Los ponentes de aquel foro incluyen el profesor del Departamento de Economía de la Universidad de La Habana e investigador del Centro de Estudios de la Economía Cubana, Omar Everleny Pérez Villanueva, la vicepresidenta de Asuntos Corporativos de Cargill, Devry Boughner Vorwerk, y David Pathe, presidente ejecutivo de Sherritt International Corporation, una de las principales mineras de níquel con operaciones en Cuba, Canadá y Madagascar.

El foro tiene como objetivo explicar cuáles eran las oportunidades de inversión que se presentaban en Cuba bajo las reglas que abrió Obama, comentó en Miami el analista Hernán Yañes, después de revisar la convocatoria al evento que le llegó en aquel momento.

Eventos como esos se realizaban en sintonía con la política que adelantaba la Casa Blanca de Obams y pretendió emprender el camino de la reconciliación con el régimen de La Habana, pero en aquel momento lució como una actividad sumamente extraña para una organización dedicada a promover la causa democrática de Venezuela en Estados Unidos.

“Era una contradicción para institución que estaba comprometida con el compromiso de cambiar el régimen [de Caracas] y de rescatar la democracia en Venezuela, montar en un evento en el que promueve una visión de gradualidad en Cuba, cuyo compromiso pasaba por no promover el cambio del régimen [de La Habana]”, sostuvo Yañes.

La analista Vilma Petrash coincidió.

“No hay ninguna congruencia en esto. Cualquier persona que estuvo trabajando a favor de la democracia en Venezuela no podía estar de acuerdo con promover una relación de acercamiento económico con Cuba, cuando el principal destructor, no solo en términos ideológicos, sino de aprovechamiento, de una manera depredadora, de Venezuela y de sus recursos, ha sido el régimen castrista”, manifestó Petrash en Miami.

El régimen castrista ejerce gran influencia sobre el régimen de Maduro y los organismos de seguridad venezolanos son entrenados y en ocasiones controlados por sus homólogos de la isla.

Pero aunque no fuese así, es difícil explicar cómo una organización prodemocrática estuvo promoviendo la inversión en Cuba, añadió Ernesto Ackerman, presidente de Independent Venezuelan American Citizens (IVAC) en Miami.

“¿Cuál es la democracia que hay en Cuba para que una organización que promueva la democracia promoeviera la inversión allí?”, se preguntó Ackerman.

Cárdenas también cuestionaba las razones para que la CDDA auspiciara el evento.

“¿Qué es lo que podría haber conducido a esta decisión, cuando intentas que a la gente le importe la democracia en Venezuela, y sin embargo formas parte de un evento que está diseñado para perpetuar la falta de democracia en Cuba?”, insistió el diplomático.

“Simplemente no puedo imaginarme cual podría ser la explicación del por qué ellos decidieron hacer esto”, dijo.

Centro para la Democracia y el Desarrollo de las Américas

Directorio

Junta Directiva

Leopoldo J Martinez Nucete – Presidente de la Junta.

Francisco J González – Director, Editor Ejecutivo de IQ Latino.

José Ramón Pelucarte – Director & Co-Chair del VENAM Business Partnership.

Junta de Asesores

Antonio Azpurua
Carmen Fernández
Fausto Muciño Durán
Salvador Beltrán del Río
Roger Santodomingo
Ramón José Medina


Asociados Principales

Leopoldo J Martinez Nucete – Senior Fellow International political economy and law.

Fausto Muciño – Senior Fellow, Mexico politics and NAFTA Study Group.

Joaquín Pérez Rodríguez – Senior Fellow, Political Communications & Strategy.

FRANCISCO SUCRE GUIFFUNI – Senior Fellow, Venezuelan Politics and decentralization policies.

Rosa Rodríguez – Senior
Fellow, Human Rights and Rule of Law |
Venezuela Initiative.

Antonio Azpurua – Director & Senior Fellow, Oil, Gas & basic industries economic policies

Laura Rojas – Venezuela Initiative.

Fermín Lares – Senior Fellow, Democracy and the Media | Venezuela Initiative

Equipo

Leopoldo Martinez – President and CEO.

Armando Briquet Marmol – Director de Programas de Formación para la Consolidación Democrática

Alejandra Rodriguez Orozco – Project Manager | Caracas.
Pao Cristofini – Project Manager | Caracas

Alejandra Paredes – Editora Asociada, IQ Latino

Cibelle Cruz – Editora Asociada, IQ Latino

Marcela Colmenares Amaya, Project Manager | Washington DC

Etiquetas: Centro para la Democracia y el Desarrollo en las Américas (CDDA)., colaboracionismo, Victor Vargas, Wilmer Ruperti y Francisco Sucre.
[08:48, 10/8/2019] Miguel Mendez: Dirigentes de la MUD organizaron foro en EEUU para auspiciar inversión en Cuba

Opositores venezolanos auspiciaron evento para invertir en Cuba

Vinculación del ONG con “Cumbre de Cuba” sorprende a activistas en Miami

Líderes de la oposición venezolana Ramón José Medina, Armando Briquet y el propio Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Nacional de Venezuela Diputado Francisco Sucre Giffuni formaron parte de está
a ONG.

La cumbre explica cómo invertir en Cuba bajo el actual régimen

El dirigente opositor venezolano Ramón José Medina fungía como secretario de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el diputado Francisco Sucre como socio de está ONG.

Una agrupación de opositores venezolanos cuyo propósito era velar por la democracia en su país, estuvo auspiciando en Washington un evento para explicar las oportunidades de inversión en Cuba, nación que asesora al régimen de Nicolás Maduro en la construcción de un estado policial.

Y lo que es más curioso, algunos de los principales integrantes de la ONG radicada en Washington jugaron en importantes puestos dentro de la oposición venezolana, incluyendo al ex dirigente de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón José Medina, Armando Briquet, quien fuera jefe de campaña del líder opositor Henrique Capriles y el diputado Francisco Sucre hombre del círculo íntimo de Juan Guaidó.

La vinculación del venezolano Centro para la Democracia y el Desarrollo en las Américas (CDDA) con la denominada Cumbre de Cuba levantó muchas suspicacias en Miami y Washington, particularmente entre quienes llevan años denunciando el gradual desmantelamiento de las instituciones democráticas de Venezuela a manos del chavismo.

Para una organización que se presentaba como defensora de la democracia venezolana “es simplemente incomprensible que sirvieran de copatrocinadores para un evento que tiene la atroz agenda de mostrar cómo beneficiarse económicamente a costa del pueblo cubano”, afirmaba José R. Cárdenas, ex funcionario del Departamento de Estado y del Consejo de Seguridad Nacional en la administración de George Bush.

“El pueblo cubanoamericano y sus líderes, como la representante Ileana Ros-Lehtinen y el senador Marco Rubio, han estado en la delantera en Washington en la lucha por defender la democracia en Venezuela, y ¿está es la manera como esta organización les paga?”, manifestó Cárdenas.

Representantes del CDDA no estuvieron disponibles para conversar con el Nuevo Herald.

La decisión de auspiciar el evento también causaba sorpresa debido a los vínculos de integrantes de la organización con Capriles y con la extinta MUD y ahora directamente con Juan Guaidó, líder que pretende agrupar los principales partidos de la oposición venezolana.

En la página de internet de la ONG, Medina aparece nombrado como integrante de la Junta de Asesores, Briquet es descrito como Director de Programas de Formación para la Consolidación Democrática y Francisco Sucre figura como miembro asociado.

Medina se desempeñó por meses como secretario ejecutivo adjunto de la MUD hasta el 2014, mientras que Briquet tradicionalmente fue uno de los colaboradores más cercanos de Capriles, el actual gobernador del estado Miranda, Francisco Sucre ha estado muy cuestionado en los círculos políticos por su conpadrazgo y relación comercial con el magnate Boliburgues Wilmer Ruperti encontrándose en el círculo cerrado de Juan Guaidó.

El evento, que también es auspiciado por la revista The Economist, buscaba explicar cómo los aquellos cambios en la ley cubana de inversión extranjera y en la relación del régimen de la isla con la administración de Barak Obama estaban creando nuevas oportunidades de negocios para las empresas estadounidenses.

“Con uno de los mejores sistemas educativos de América Latina, una baja tasa de criminalidad y una cercana relación con sus vecinos del Caribe y de América Latina, Cuba cuenta con una sólida base para la creación de una economía de conocimiento y para un fuerte crecimiento comercial. ¿Cómo puede construir sobre esta base para sacar provecho de las nuevas oportunidades ofrecidas por la inversión extranjera”, resalta la pagina de internet del foro, a ser realizado el 3 de diciembre.

Los ponentes de aquel foro incluyen el profesor del Departamento de Economía de la Universidad de La Habana e investigador del Centro de Estudios de la Economía Cubana, Omar Everleny Pérez Villanueva, la vicepresidenta de Asuntos Corporativos de Cargill, Devry Boughner Vorwerk, y David Pathe, presidente ejecutivo de Sherritt International Corporation, una de las principales mineras de níquel con operaciones en Cuba, Canadá y Madagascar.

El foro tiene como objetivo explicar cuáles eran las oportunidades de inversión que se presentaban en Cuba bajo las reglas que abrió Obama, comentó en Miami el analista Hernán Yañes, después de revisar la convocatoria al evento que le llegó en aquel momento.

Eventos como esos se realizaban en sintonía con la política que adelantaba la Casa Blanca de Obams y pretendió emprender el camino de la reconciliación con el régimen de La Habana, pero en aquel momento lució como una actividad sumamente extraña para una organización dedicada a promover la causa democrática de Venezuela en Estados Unidos.

“Era una contradicción para institución que estaba comprometida con el compromiso de cambiar el régimen [de Caracas] y de rescatar la democracia en Venezuela, montar en un evento en el que promueve una visión de gradualidad en Cuba, cuyo compromiso pasaba por no promover el cambio del régimen [de La Habana]”, sostuvo Yañes.

La analista Vilma Petrash coincidió.

“No hay ninguna congruencia en esto. Cualquier persona que estuvo trabajando a favor de la democracia en Venezuela no podía estar de acuerdo con promover una relación de acercamiento económico con Cuba, cuando el principal destructor, no solo en términos ideológicos, sino de aprovechamiento, de una manera depredadora, de Venezuela y de sus recursos, ha sido el régimen castrista”, manifestó Petrash en Miami.

El régimen castrista ejerce gran influencia sobre el régimen de Maduro y los organismos de seguridad venezolanos son entrenados y en ocasiones controlados por sus homólogos de la isla.

Pero aunque no fuese así, es difícil explicar cómo una organización prodemocrática estuvo promoviendo la inversión en Cuba, añadió Ernesto Ackerman, presidente de Independent Venezuelan American Citizens (IVAC) en Miami.

“¿Cuál es la democracia que hay en Cuba para que una organización que promueva la democracia promoeviera la inversión allí?”, se preguntó Ackerman.

Cárdenas también cuestionaba las razones para que la CDDA auspiciara el evento.

“¿Qué es lo que podría haber conducido a esta decisión, cuando intentas que a la gente le importe la democracia en Venezuela, y sin embargo formas parte de un evento que está diseñado para perpetuar la falta de democracia en Cuba?”, insistió el diplomático.

“Simplemente no puedo imaginarme cual podría ser la explicación del por qué ellos decidieron hacer esto”, dijo.

Centro para la Democracia y el Desarrollo de las Américas

Directorio

Junta Directiva

Leopoldo J Martinez Nucete – Presidente de la Junta.

Francisco J González – Director, Editor Ejecutivo de IQ Latino.

José Ramón Pelucarte – Director & Co-Chair del VENAM Business Partnership.

Junta de Asesores

Antonio Azpurua
Carmen Fernández
Fausto Muciño Durán
Salvador Beltrán del Río
Roger Santodomingo
Ramón José Medina

Asociados Principales

Leopoldo J Martinez Nucete – Senior Fellow International political economy and law.

Fausto Muciño – Senior Fellow, Mexico politics and NAFTA Study Group.

Joaquín Pérez Rodríguez – Senior Fellow, Political Communications & Strategy.

FRANCISCO SUCRE GUIFFUNI – Senior Fellow, Venezuelan Politics and decentralization policies.

Rosa Rodríguez – Senior
Fellow, Human Rights and Rule of Law |
Venezuela Initiative.

Antonio Azpurua – Director & Senior Fellow, Oil, Gas & basic industries economic policies

Laura Rojas – Venezuela Initiative.

Fermín Lares – Senior Fellow, Democracy and the Media | Venezuela Initiative

Equipo

Leopoldo Martinez – President and CEO.

Armando Briquet Marmol – Director de Programas de Formación para la Consolidación Democrática

Alejandra Rodriguez Orozco – Project Manager | Caracas.
Pao Cristofini – Project Manager | Caracas

Alejandra Paredes – Editora Asociada, IQ Latino

Cibelle Cruz – Editora Asociada, IQ Latino

Marcela Colmenares Amaya, Project Manager | Washington DC

Etiquetas: Centro para la Democracia y el Desarrollo en las Américas (CDDA)., colaboracionismo, Victor Vargas, Wilmer Ruperti y Francisco Sucre.
[09:01, 10/8/2019] Miguel Mendez: Las razones del divorcio en la oposición venezolana
Miembros del Gobierno (e) acusan, sin ningún tipo de pruebas, a ciudadanos venezolanos de ser parte de campañas financiadas por el G2 cubano
VENEZUELADESTACADOOPINIÓNPOLÍTICA
Por Emmanuel Rincón Actualizado Ago 9, 2019
4,325
Share

A la izquierda los líderes opositores que permanecen aliados a las decisiones de Guaidó, y a la derecha, los que se han ido distanciando. (Fotomontaje: PanAm Post)
El 23 de enero del presente año me encontraba en la oficina de mi antiguo trabajo en Bogotá. Me había marchado a una de la salas de conferencia para poder estar solo y hacer seguimiento a lo que ocurría en Caracas. Trabajaba en J. Walter Thompson con puros colombianos, era evidente que nadie iba a entender que estuviese pegado al Twitter.

Durante las dos semanas anteriores me la había pasado escribiendo todos los días sobre la necesidad de que Juan Guaidó se juramentara. En lo emocional habían sido días muy tensos: mi mamá me escribía a cada rato a pedirme información, porque en Venezuela no se podía enterar de lo que estaba ocurriendo, y a mí no me quedaba cabeza para mi “trabajo”.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Suscríbase

Estaba esperando la juramentación de Guaidó como si fuera el momento que finalmente le daría sentido a mi vida. Lo analizaba casi como el inicio de una nueva era, quedaría atrás la oscuridad para darle paso a la luz; ingenuamente volví a ver el final de la dictadura muy cerca. Cuando Guaidó levantó su mano y juró ante los venezolanos fungir como presidente (e) para salir de Maduro, no pude evitar llorar. En ese momento me sorprendieron unos compañeros de trabajo y me vi en la obligación de explicarles, estaba llegando el momento de volver a casa (o al menos eso pensaba).

Pueblo de Venezuela, es el deber de todos proteger a @jguaido

— Emmanuel Rincón (@EmmaRincon) January 23, 2019
Recuerdo esa tarde al salir del trabajo, iba pensando en lo extraño que sería que mi país ya no estuviese gobernado por el chavismo. En el trayecto en bus hasta mi apartamento en Cedritos, estuve pensando en todo lo que haría al regresar a Venezuela, en los proyectos que habían quedado incompletos, en las empresas en ruinas de mi papá, y en lo diversos eventos culturales que quería promover. Esa misma noche, Antonio Ledezma se pronunció diciendo que iría al día siguiente al Senado de España, a pedir el reconocimiento formal a la figura del presidente (e) Juan Guaidó.

Mañana en el Pleno del Senado de España vamos a hacer un pronunciamiento exigiendo que el gobierno reconozca a Guaidó.
Sería bueno que a las 3 y media estuviesen en el Senado todos los venezolanos que puedan. El Pleno empezará a las 4.
Transmítelo por favor a los conocidos.

— Antonio Ledezma (@alcaldeledezma) January 24, 2019
La mañana siguiente me desperté con una sensación extraña. Se me hacía tan inminente la salida de Maduro del poder, que era extraño, siempre imaginé que la salida del chavismo se daría por la madrugada mientras yo dormía, despertaría con la sorpresa; pero nunca había imaginado que el chavismo saldría a plena luz del día de una forma tan evidente.

Creo que el país nunca había estado tan unido. Quizás desde el 2013 en aquella campaña presidencial de Capriles, no se sentía tanta esperanza en los venezolanos, tanto fervor, tanta alegría. Tanto así fue, que cuando Diosdado acusó a Guaidó de reunirse con él clandestinamente en un hotel de Caracas para «negociar» y tratar de desprestigiarlo, no recibió la etiqueta de colaborador, sino la de héroe, por burlar al capo del Cartel de los soles y a Jorge Rodríguez con el famoso video del hombre encapuchado.

Venezolanos, es la hora del CORAJE.

La hora de apoyar y defender al Presidente Juan Guaidó.

Que el mundo vea la fuerza de un pueblo unido y decidido a luchar para q el régimen criminal de Maduro salga Ya!
Ciudadanos militares, es ahora, únanse a esta lucha.

Mañana, A LA CALLE!

— María Corina Machado (@MariaCorinaYA) February 2, 2019
Los días comenzaron a pasar. Cada vez más países se sumaban al reconocimiento del Gobierno interino de Guaidó. El régimen hacía aguas y el presidente (e) lanzó la estrategia que movilizó a todos un país:

La ruta está clara desde el inicio y es en la que nos mantenemos trabajando todos los días:

1) Cese a la usurpación.
2) Gobierno de transición.
3) Elecciones Libres.

Sin confusiones y sin descanso.
El compromiso con Venezuela y el mundo es total. pic.twitter.com/c3ucWFTITL

— Juan Guaidó (@jguaido) February 6, 2019
Acompañando a las declaraciones de cumplir con los tres pasos establecidos, el presidente interino constantemente hacía referencia a que no se sentaría a negociar con dictadores, ya que el único camino posible hacia la libertad iniciaba con el cese de la usurpación. Esto claramente rompía con los modelos de liderazgo anteriores, tan difamados en Venezuela por ser dóciles ante la dictadura, por promover diálogos en los puntos más álgidos y de inestabilidad para el régimen, por retroceder marchas a última hora, por no defender resultados electorales. La aparición de Guaidó en el movimiento opositor había caído como anillo al dedo.

¡Punto aprobado!

Acuerdo que reconoce al Grupo de Lima y los países de Europa su apoyo, así como el rechazo a cualquier diálogo o grupo de contacto que alargue el sufrimiento del pueblo. Único objetivo: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. #SesiónAN

— Juan Guaidó (@jguaido) February 5, 2019
Ese primer mes todo iba in crescendo, se anunció una ley de amnistía para los militares que abandonaran el régimen y se pusieran del lado de la Constitución, incluso se hizo el anuncio de la entrada de la ayuda humanitaria, para lo cual alentaban a los soldados venezolanos a abandonar a Maduro. También se organizó el famoso concierto Venezuela Live Aid, cuyos fondos irían a parar en ayudas a los venezolanos más necesitados. Era todo una fiesta, una fiesta de esperanzas. Y la oposición estaba más unida que nunca.

El rescate de nuestro país es indetenible . Presidente Guaidò encarna la Libertad que tendremos. No tengo dudas! pic.twitter.com/I7oKvl3Vk4

— Diego E. Arria (@Diego_Arria) February 11, 2019
El 22 de febrero se dieron cita en Cúcuta una gran mayoría de políticos de oposición. Hasta Diego Arria viajó a la frontera con Colombia para abrazarse con Guaidó, quien estaba acompañado de una gran comitiva. Ese día se corría con la incógnita de si el presidente (e) sería capaz de burlar a los soldados del régimen para cruzar la frontera, y así fue, dando una “aparente demostración” de que los filtros de seguridad de Maduro se habían roto.

Ese 22 de febrero fue un día de fiesta en Venezuela, Colombia y el continente. Muchos llegaron a augurar que al día siguiente Maduro anunciaría la rendición (yo ya empezaba a ser un poco más escéptico).

El 23 de febrero se produjo el primer gran fracaso de Guaidó, pues no solo la ayuda humanitaria no entró a Venezuela, sino que, además, gran parte de su improvisación sería pagada por los militares que escucharon su llamado de abandonar el régimen.

Ese 23 de febrero el chavismo sacó a los presos a proteger las fronteras, quemaron dos camiones con ayuda humanitaria, dispararon contra los manifestantes del otro lado de la frontera y se afianzaron al poder por la fuerza. Esa fue la primera demostración durante el ciclo Guaidó, en la que apuntalaban que no se les ocurriría salir de Miraflores por las buenas, tal como ya lo habían demostrado en años anteriores.

Los días siguientes una nube gris volvió a apoderarse del ánimo del país. Volvió el escepticismo sobre la eventual salida de Maduro y hubo mucho silencio de las autoridades sobre la realidad de la ayuda humanitaria. Durante esos días, el Gobierno (e) intentó vender los acontecimientos del 23 de febrero como un triunfo. Muchos esperaban que el actuar agresivo de los esbirros de Maduro sería el antecedente ideal para que Guaidó pidiera ayuda militar externa, habían usado convictos para reprimir ciudadanos, y a los ojos de cualquier organismo internacional sería una causa más que justa. Sin embargo, nunca se dijo nada, jamás se mencionó la idea si quiera por parte del gobierno (e) y, poco a poco, se fue perdiendo la esperanza.

EN VIDEO: Los presos se cuadraron ante Freddy Bernal e Iris Varela antes de reprimir en Ureña https://t.co/OnqiQJX7S9

— La Patilla (@la_patilla) February 24, 2019
NOTICIAS RELACIONADAS
Vestidos y alborotados
Ago 10, 2019
«Pepe» Mujica avala a la dictadura venezolana
Ago 10, 2019
Semanas después del fatídico 23 de febrero, había recibido informaciones de que los militares que habían viajado para apoyar a Guaidó estaban en pésimas condiciones en Cúcuta. Por tanto, viajé para entrevistarme con ellos, y lo que me narraron fue sumamente desalentador: dirigentes de Voluntad Popular les pidieron que fueran a la frontera para ingresar la ayuda humanitaria y posteriormente avanzar hasta derrocar a Maduro, y de los pasos establecidos, no se dio ni el primero; un trasfondo muy grande hubo detrás de esto.

En primer lugar, los dirigentes políticos cercanos al Gobierno (e) no realizaron ningún tipo de gestión previa de identificación con el Gobierno colombiano. Esto quiere decir que cada vez que un militar venezolano cruzaba la frontera, era tomado por migración y llevado a las oficinas para realizar un proceso de verificación a su entrada al país. Una gran parte de los militares estuvo en dichas oficinas hasta el día siguiente. En otras palabras, nunca pudieron actuar. Por si fuera poco, pasado el día del entusiasmo, el Gobierno (e) se olvidó de ellos. No tenían ningún estatus migratorio, ni dinero, ni dónde hospedarse. A duras penas el Gobierno de Colombia se encargó de ellos, pero los hombres que los estimularon a abandonar a Maduro, luego del 23 de febrero, los olvidaron por completo.

Las semanas pasaban y el discurso de Guaidó no cambiaba. Una parte del país y líderes de la oposición le comenzaron a pedir que act…
[09:20, 10/8/2019] Miguel Mendez: Totalmente de acuerdo, si es cierta la información es una traición, aparte de que muchos de ellos son traidores y cobardes, son ladrones , asalariados capturados por los caza renta, porque tienen que estar esas fichas de incompetentes representandonos en un diálogo, a el único que faltó que llevaran a ese fulano diálogo como dijo Humberto Calderón Berti fué a Carlos Ocariz aquel incompetente que ahora es uno de los grandes amigos de Guaidó que dijo que dijo al final de uno de los tantos diálogos con éstos maleantes que la culpa era de la guerra económica, de mi parte yo no voy a aceptar nada más de éstos traidores que siguen apostando al diálogo con éstos asesinos, que van a dialogar, acá no hay país, ésto es un país de zombies de enfermos y muertos de hambre , prácticamente la mayoría del pueblo venezolano sin poder comer, sin gas sin gasolina, yo tengo más de un mes sin poder surtir mi carro de gasolina, meses sin gas, ahora nuevamente casi todos los días se va la luz, todos los días haciendo colas mínimo de 10 horas diarias para surtir gasolina y nunca llega la gandola, ya basta de que los traidores sean los que se hagan pasar por ser los que dirijan las acciones de la gran mayoría de los Venezolanos, ahora hay que buscar otras alternativas, ya no podemos seguir en manos de personas como de éste fracasado batequebrado estalin Gonzáles que dijo en éstos días que que ellos tienen todas las opciones, la única opción de ellos es oxigenar y cohabitar con éstos degenerados asesinos, que le pregunten a ese ladrón que es su jefe que se llama Manuel Rosales, la única opción que existe es enfrentar de una vez por todas a éstos asesinos en todas las formas habidas y por haber que se puedan, ayuda militar internacional, alzamiento militar, alianza con los partidos políticos del coraje y los militares constitucionales y cuerpos policiales del coraje, ya basta de tanta indulgencia y sufrimiento de nuestro pobre pueblo

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Sé el primero en comentar en «Dirigentes de la MUD organizaron foro en EEUU para auspiciar inversión en Cuba»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*