El Sabio y el Escorpión

  

Una vez, en la India, un sabio paseaba, con su discípulo, al margen del río Ganges, cuando vio un escorpión que se ahogaba. Entonces él corrió, y con la mano, saco el animalito y lo trajo a tierra firme. En aquel instante, el escorpión lo pico. Dicen que es un dolor terrible. La mano del sabio se hinchó. Así que él lo colocó en el suelo, pacientemente, el escorpión volvió al agua. Y él, con la mano hinchada y aquellos terribles dolores, fue y lo saco nuevamente, y él discípulo lo observaba. La tercera vez que el trajo el escorpión, con la mano bastante hinchada y los terribles dolores, él lo colocó en tierra más distante. El discípulo no soportó más aquello, y dijo: “Maestro, no estoy entendiendo.

   

Este animal… es la tercera vez que mi señor lo retira del agua y de esta manera pica su mano. Mi señor debe estar sufriendo dolores horribles.” Y él con la fisonomía plácida de las almas que conocen el secreto del bien, de aquellos que ya realmente conquistaron un territorio de amor y de renuncia en el corazón, que han visto las verdades celestes, se dirige hacia el discípulo y le dice: “¡Mi hijo, mientras que la naturaleza de él es la de picar, la mía es de salvar!”

Luis Antonio Carvajal Chacón

Licenciado en Comunicación Social
Universidad Cecilio Acosta del Zulia
Locutor y Moderador de Radio y Televisión en el Estado Sucre
CNP: 21.184
Luis Antonio Carvajal Chacón
Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Sobre el Autor

Luis Antonio Carvajal Chacón
Licenciado en Comunicación Social Universidad Cecilio Acosta del Zulia Locutor y Moderador de Radio y Televisión en el Estado Sucre CNP: 21.184

Sé el primero en comentar en «El Sabio y el Escorpión»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*