¡Nos descarrilaron la vida! César Arismendi

 

No solo es el suceso del tren del Metro de Caracas descarrilado,

con personas afectadas y heridas,

porque esa es la crónica anunciada de algo que se preveía,

ante la inoperancia oficial roja-rojita de Miraflores,

que desde hace años nos descarriló la vida.

Aquí nada funciona ni el Metro,

ni la electricidad,

ni los servicios de agua,

gas,

salud,

educación,

transporte,

aseo;

o la economía…

Y en contraste:

si funciona excelente la corrupción,

la represión,

el narcotráfico,

el lavado de dólares;

o la desidia por la violación a la soberanía por Cuba,

China,

la Rusia de Putin,

o la guerrilla colombiana;

que hunden sus garras afiladas en la Patria herida.

Veinte años han pasado sin ver la luz de la libertad en cada mediodía.

O la luz de la luna llena,
que nos llenaría de vida;

con cultivos florecientes,

el trigo para el pan por el trabajo,

y la industria productiva.

Da pena y vergüenza los resultados a la vista,

por quienes nos descarrilaron la vida,

que siguen con sus engaños, mentiras y miopías.

Evaden sus culpas responsabilizando a otros,

para que continúe la catastrófica destrucción de la Venezuela querida.

El llamado es a no ceder a la presión para que se vayan de Miraflores,

y de la sociedad entera,

para que nunca más nos descarrilen la vida.

Y podamos vivir en paz y
bienestar.

Sin las espadas amenazantes de esa tiranía,

que se coloca disfraces de corderos,

y por detrás disparan su artillería de fuego de ruina,

miseria,

muerte y sufrimiento en cada esquina.

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Sé el primero en comentar en «¡Nos descarrilaron la vida! César Arismendi»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*