¡Nos descarrilaron la vida! César Arismendi

  

 

No solo es el suceso del tren del Metro de Caracas descarrilado,

con personas afectadas y heridas,

porque esa es la crónica anunciada de algo que se preveía,

ante la inoperancia oficial roja-rojita de Miraflores,

que desde hace años nos descarriló la vida.

Aquí nada funciona ni el Metro,

ni la electricidad,

ni los servicios de agua,

gas,

salud,

educación,

transporte,

aseo;

o la economía…

Y en contraste:

si funciona excelente la corrupción,

la represión,

el narcotráfico,

el lavado de dólares;

o la desidia por la violación a la soberanía por Cuba,

China,

la Rusia de Putin,

   

o la guerrilla colombiana;

que hunden sus garras afiladas en la Patria herida.

Veinte años han pasado sin ver la luz de la libertad en cada mediodía.

O la luz de la luna llena,
que nos llenaría de vida;

con cultivos florecientes,

el trigo para el pan por el trabajo,

y la industria productiva.

Da pena y vergüenza los resultados a la vista,

por quienes nos descarrilaron la vida,

que siguen con sus engaños, mentiras y miopías.

Evaden sus culpas responsabilizando a otros,

para que continúe la catastrófica destrucción de la Venezuela querida.

El llamado es a no ceder a la presión para que se vayan de Miraflores,

y de la sociedad entera,

para que nunca más nos descarrilen la vida.

Y podamos vivir en paz y
bienestar.

Sin las espadas amenazantes de esa tiranía,

que se coloca disfraces de corderos,

y por detrás disparan su artillería de fuego de ruina,

miseria,

muerte y sufrimiento en cada esquina.

Luis Antonio Carvajal Chacón

Licenciado en Comunicación Social
Universidad Cecilio Acosta del Zulia
Locutor y Moderador de Radio y Televisión en el Estado Sucre
CNP: 21.184
Luis Antonio Carvajal Chacón
Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Sobre el Autor

Luis Antonio Carvajal Chacón
Licenciado en Comunicación Social Universidad Cecilio Acosta del Zulia Locutor y Moderador de Radio y Televisión en el Estado Sucre CNP: 21.184

Sé el primero en comentar en «¡Nos descarrilaron la vida! César Arismendi»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*