El fiscal federal Geoffrey S. Berman en un comunicado divulgado este viernes, informó que: «Las sanciones internacionales restringen las actividades de individuos y países que supuestamente realizan prácticas incompatibles con EEUU y les impide beneficiarse económica, política o humanitariamente, así como recibir otro tipo de apoyo estadounidense globalmente».

En el caso se refieren a Aissami como alias «El Troupial», alias «T.E.A», y alias «Tango Alfa»

El Tesoro norteamericano determinó que El Aissami jugaba «un papel significativo en el tráfico internacional de narcóticos», con destinos que incluyen México y EEUU. En el caso de López Bello, se le acusa de ser el «testaferro» de El Aissami y de proporcionar «material, apoyo financiero, bienes y servicios» al narcotráfico.

El senador estadounidense por el republicano por el estado de la Florida, Marco Rubio, vaticina que «Diosdado Cabello y Tareck El Aissami serán extraditados a Estados Unidos».