Aseprosucre: “Rebelión cívica por amenazas de  colectivos que buscan doblegar y rendir la dignidad magisterial”

Prof. Manuel Moya de Asoprosucre
  

 

@luis5carvajal/ Cnp 21.184

Por una educación libre y de calidad que enseñe a pensar y no a obedecer, mientras existan maestros dignos y de pie, no habrá pueblos esclavos ni de rodillas.

Representantes de las o.n.g Aseprosucre y Dignidad Sucrense, organizaciones que monitorean y anualizan  la situación  en el sector educativo en la región oriental, le envían al magisterio venezolano un mensaje: “este gobierno es inhumano, anti profesional y esclavizador, que nos ha expropiado todos nuestros derechos ciudadanos, ahora pretende arrebatarnos hasta la vida, porque asistidos por la razón y la legalidad y forzados por la terrible realidad de vida en la cual sobrevivimos, salimos a defender nuestros derechos”.

El gobierno en la persona del tristemente célebre ministro traidor Aristóbulo Iztúriz quién embriagado por las mieles del poder y su nueva vida burguesa, víctima de la metamorfosis de conciencia que afecta a los hombres sin principios, responde con amenazas de despidos y ataques con los colectivos del terror buscando doblegar y rendir la dignidad y el valor del magisterio venezolano.

Frente a ello y vista la inobjetable verdad que señala que el maestro venezolano simplemente no dispone de las condiciones mínimas requeridas para cumplir con la sagrada misión y labor formativa, llamamos a la rebelión cívica magisterial permaneciendo en nuestros hogares o en otras labores que nos aseguren el pan para sobrevivir, porque si nos vamos a nuestros centros de trabajo, sencillamente estamos condenando a nuestra familia y a nosotros mismos a desfallecer.

Esta tiene que ser una decisión de la totalidad del magisterio venezolano porque todos y cada uno de nosotros estamos padeciendo por igual los embates de la catastrófica crisis socioeconómica que ha creado este gobierno irresponsable y profundamente farsante. La familia venezolana que igualmente padece y sufre lo que agobia a la familia magisterial, conoce perfectamente que el maestro no puede trabajar porque además de no disponer de su alimentación, vestuario y calzado, aseo personal adecuado y logística para transporte, no puede ya comprar los marcadores, borradores, bolígrafos y demás útiles de trabajo diario que ha venido adquiriendo con su sueldo, porque  el maestro financia con su bolsillo el desarrollo de las actividades pedagógicas diarias en los planteles y ya es imposible seguir

   

Estamos condenando a nuestra familia y a nosotros mismos a desfallecer.

Esta tiene que ser una decisión de la totalidad del magisterio venezolano porque todos y cada uno de nosotros estamos padeciendo por igual los embates de la catastrófica crisis socioeconómica que ha creado este gobierno irresponsable y profundamente farsante. La familia venezolana que igualmente padece y sufre lo que agobia a la familia magisterial, conoce perfectamente que el maestro no puede trabajar porque además de no disponer de su alimentación, vestuario y calzado, aseo personal adecuado y logística para transporte, no puede ya comprar los marcadores, borradores, bolígrafos y demás útiles de trabajo diario que ha venido adquiriendo con su sueldo, porque  el maestro financia con su bolsillo el desarrollo de las actividades pedagógicas diarias en los planteles y ya es imposible seguir haciéndolo.

Si el gobierno cree que si se puede hacerlo, pues que vaya Aristóbulo y su camarilla de incondicionales serviles a hacer práctica pedagógica o que en su defecto mande a los nuevos maestros chambistas y colectivos armados a hacerlo a ver cuántos de ellos soportan y se calan lo que ellos pretenden que siga soportando el profesional de la educación venezolana, mientras mira a su familia sufrir y morir de hambre y mengua.

Por el respeto al magisterio y nuestros derechos humanos y laborales, exigimos el cumplimiento de nuestra contratación colectiva vigente y que se asignen los recursos para que podamos trabajar y desarrollar nuestra labor formativa. Que los responsables de la crisis, paguen ellos el precio del desastre que han creado pero al magisterio que se le garanticen las condiciones mínimas necesarias para que pueda trabajar.

 

Luis Antonio Carvajal Chacón

Licenciado en Comunicación Social
Universidad Cecilio Acosta del Zulia
Locutor y Moderador de Radio y Televisión en el Estado Sucre
CNP: 21.184
Luis Antonio Carvajal Chacón
Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Sobre el Autor

Luis Antonio Carvajal Chacón
Licenciado en Comunicación Social Universidad Cecilio Acosta del Zulia Locutor y Moderador de Radio y Televisión en el Estado Sucre CNP: 21.184

Sé el primero en comentar en «Aseprosucre: “Rebelión cívica por amenazas de  colectivos que buscan doblegar y rendir la dignidad magisterial”»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*