Víctor Álvarez: «Préstamos en bolívares y tarjetas de crédito terminarán por desaparecer»

   

Caracas 30 de octubre de 2019. El economista, Víctor Álvarez, compartió esta semana en su programa, Pedagogía Económica, un análisis en el que señaló que «con la indexación de los créditos comerciales a la evolución del tipo de cambio oficial surge el riesgo de sobreendeudamiento e impago».

«La combinación de bajas tasas de interés, creciente inflación y alza permanente del dólar hizo de la especulación cambiaría un gran negocio a costa de la banca. Por ejemplo, en 2017 a la tasa oficial de entonces el activo de la banca en bolívares equivalía a $12.120.000.000 millones, pero al cierre de septiembre de 2019, apenas llegaba a $259.000.000», explicó el economista.

Asimismo, Álvarez señaló que «ahora el Banco Central de Venezuela (BCV) acaba de aprobar una resolución que proteja los activos de los bancos, pero a expensas de los deudores».

«Tras la fachada de créditos comerciales, agrícolas o industriales, un torrente de bolívares iba a parar al mercado paralelo, presionando el precio de la divisa. Pero al indexar los créditos a la tasa de cambio y limitar la demanda de crédito dirigido a la adquisición de divisas, puede frenar el tipo de cambio, pero encarece el financiamientos al sector comercio y al aparato productivo en general», indicó.

El economista destacó que una de las nuevas resoluciones del BCV «autoriza el ajuste de los créditos comerciales al comportamiento de la tasa oficial».

«Al sincronizar los prestamos en bolívares con el precio del dólar, si este sube, el saldo a pagar en bolívares también sube y absorbe la ganancia cambiaría desestimulando la especulación en divisas. La resolución establece además, que en adelante los bancos deberán expresar el crédito otorgado, en una unidad de cuenta llamada unidad de valor de crédito comercial, que consiste en dividir el monto del crédito en bolívares entre un índice de inversión que aumentará al ritmo del precio del dólar», detalló.

«Por ejemplo, si la devaluación es de 25% en el primer mes, el índice base de 100% sube a 125%, equivalente a la devaluación de ese periodo», agregó.

  

Álvarez explicó además, que «no se establecen limites al incremento del capital adeudado, y en caso de una variación desproporcionada del tipo de cambio, los bancos tendrán que acordar con sus clientes un máximo de rendimiento, de lo contrario, el saldo deudor en bolívares alzará monto impagables (…) En caso de la reducción del tipo de cambio, el capital adeudado no puede ser menor que el monto de crédito».

Por último, el economista enfatizó que «la medida afectará a los comercios que cobran sus servicios en bolívares y pagan el crédito indexado, que aumentará al ritmo de la tasa de cambio. Solo los exportadores o grandes clientes corporativos con capacidad de traspasar los costos financieros a los precios podrán asimilar este esquema (…) Quien no facture en dólares está condenado al sobreenduedamiento».

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Punto de Corte

Cargando...
Compartir