Abg. Izquiel: “Llama mucho la atención el silencio del Ministerio Público y el Cicpc” sobre el caso de Matías Salazar

   

Caracas, 10 de febrero de 2020. El abogado Luis Izquiel indicó este lunes que “llama mucho la atención el silencio” del Ministerio Público y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) no se hayan pronunciado sobre el caso del hombre, identificado como Matías Salazar, que secuestró durante tres décadas a 3 mujeres en Maracay.

Izquiel indicó que “estamos en las primeras etapas de este proceso, el sitio de reclusión que tenga (“El Gordo Matias”) en este momento no es el definitivo, así que no es extraño que este en un sitio distinto a la cárcel Alayón”.

“Llama mucho la
atención el silencio del Ministerio Público y el CICPC sobre el caso del
‘Monstruo de Aragua’, que ha causado alarma, porque los medios de comunicación lo
han dado a conocer a la opinión pública”, señaló.

Asimismo, el
abogado expresó que “es necesario que las instituciones den detalles acerca de
esta investigación, que no vaya a ocurrir la impunidad, que es una regla en la
mayoría de los hechos criminales en Venezuela”.

“Es necesario que las instituciones que se pronuncien, porque la gente tiene que conocer el peligro que existe se puedan repetir situaciones como ésta”.

Dato

Ana María de Salazar (54), otra mujer que estuvo en cautiverio por 34 años en manos de Matías Enrique Salazar Moure, fue rescatada este viernes por funcionarios de la Fiscalía 25 del Ministerio Público y comisiones de la Dirección de Investigaciones de la Policía Municipal de Girardot

Matías Salazar, es el mismo hombre que mantuvo secuestrada a otras tres mujeres en distintos puntos de la misma ciudad.

Ana María fue rescatada por las autoridades, en la calle Rivas, casa n° 6 de Las Mayas, en El Limón.

Familiares informaron al MP que ellos la creían fallecida porque la buscaron desde su desaparición y jamás la encontraron, informa el periodista Eleazar Urbaez.

La historia dada a conocer a través del portal Cronica Uno, señala que la primera mujer secuestrada, logró escapar después de 31 años en cautiverio, y fue así que se conoció sobre los otros secuestros.

  

“La vida de Morella se detuvo el 23 de diciembre 1988. Ese día su novio, Mathías Enrique Salazar Moure, de 23 años para entonces, la raptó. Le propuso huir de su familia bajo la excusa de que no lo aceptaban y una vez se encontraron en el terminal de Valencia (Carabobo) la amenazó”, reseña el portal.

“Morella pasó 31 años encerrada en un apartamento del piso 4 de la torre C en el Conjunto Residencial Los Mangos, en la avenida Constitución de Maracay (Aragua). No podía ver la luz del día ni asomarse a la ventana. Estuvo más de tres décadas en la oscuridad, oyendo la radio y viendo canales regionales en la televisión”, revela.

El hombre de 56 años fue privado de libertad y se le imputaron los delitos de violencia sexual, esclavitud sexual, inducción al suicidio y violencia psicológica.

Tras la huida de Morella, se conoció que Salazar mantenía a tres víctimas más en cautiverio. La primera mujer es su esposa, que estuvo 32 años secuestrada en la casa materna del sujeto en el sector Las Mayas y era custodiada por su suegra. 

La segunda víctima la raptó hace 23 años. Durante la privación de libertad la mujer quedó embarazada de una niña, que actualmente tiene 20 años y describió a su padre como un hombre agresivo que no la dejaba tener amistades ni salir de su casa.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram

Punto de Corte

Cargando...
Compartir