Volvió la escasez del efectivo a Venezuela

Durante los últimos días, en negocios y locales comerciales de Caracas retornó la oferta de productos de alimentación, higiene personal, del hogar, entre otros, a precios más económicos si se paga con bolívares en efectivo.

“Los productos se venden a precios distintos porque debemos pagar el alquiler del punto de venta. En mi caso, mi jefe paga un 10 por ciento de cada tarjeta que pasa. Por eso, si el kilo de queso se vende en 200.000 en efectivo por punto cuesta 230.000, el que renta gana 23.000 por cada kilo de queso y nosotros no ganamos diferencia”, explicó Héctor Montero, vendedor ambulante de queso en Plaza Sucre, Catia.

Las diferencias de precios según el modo de pago se extiende a los mayoristas que en el caso del queso, cobran por cada diez piezas de cinco kilos, en efectivo; 28 millones de bolívares, pero si el comerciante paga por punto de venta o transferencia, son 35 millones por la misma cantidad de queso, detalló Montero.

Lo mismo ocurre en los mercados populares de Caracas como los de Coche, Quinta Crespo, Catia, Guaicaipuro, San Martín o Chacao, donde los productos para el hogar y alimentos son más económicos, especialmente en efectivo. El margen varía entre 5.000 a 10.000 bolívares menos.

No solo los alimentos se consiguen más baratos, las peluquerías también aplican esta modalidad. En una barbería del puente Baloa de Petare el corte para caballeros salen en 100.000 en efectivo y 130.000 por punto. “Aunque no tengo mucho efectivo prefiero pagar así para ahorrarme 30”, afirmó un usuario.

Incidencias

El economista Luis Gavazurt precisó que la inflación pulveriza los billetes de baja denominación e incide en la cantidad de dinero real en la calle.

“La escasez de medios de pago en efectivo para las transacciones cotidianas eleva la demanda de dinero efectivo. Esta práctica en lugar de revalorizar el dinero efectivo bajando los precios, desvaloriza el dinero electrónico subiendo los precios; así generan el atractivo para que el oferente del dinero efectivo sea empujado a entregárselo al demandante. Y como es una práctica generalizada, cartelizada, el oferente no tiene alternativa”, aclaró el especialista en investigaciones sobre la guerra económica y desfalcos a la nación.

La mafia

Otra realidad que se vive en el comercio es la venta de bolívares “al mayor”. “Cuando necesito efectivo en grandes cantidades, recurro a lo que llaman las mafias del efectivo y por ejemplo, por un millón de bolívares en efectivo, debo hacer una transferencia o pago móvil de un millón ciento cincuenta mil, porque cobran el 15% de lo que solicitas”, dijo Olga Barrientos, vecina de Coche.

  

Divisas están mandando

La falta de bolívares en efectivo no ha sido impedimento para quien vende o compra, pues el pago en divisas fluye sin inconvenientes y una muestra de ello, es el mercado mayorista de Coche, donde el dólar, euro e incluso pesos, son un método convencional de pago.

“Le vendo tres paquetes de toallas sanitarias por un dólar”, se escucha al entrar en el lugar donde los carteles con información para cancelar cada venta abundan. “Puede pagar en efectivo, por transferencia si es el mismo banco o pago móvil que es más rápido”, informan los comerciantes a sus clientes.

“Toda la vida he venido a comprar mis verduras a Coche, mis hijos están fuera del país y con lo que me envían me ha tocado comprar dólares y con eso vengo al mercado y compro todo tranquila y si necesito vuelto, ellos -los vendedores- me lo regresan en bolívares”, narró Luisana Querales, habitante de El Paraíso.

Para Josefa Gutiérrez comprar en divisas se ha vuelto una opción. Comenta que cada 15 días realiza la compra en Coche de verduras y carne. “Aquí aceptan a buena tasa el dólar por eso prefiero venir de una vez a comprar en divisas que tener que cambiarlo en bolívares”, aseguró la vecina de la parroquia Altagracia.

Últimas Noticias

Loading…

Costa del Sol 93.1 FM

Compartir